24 de julio de 2024
Nacionales

Candidato a diputado de Nuevas Ideas, Rafael Montalvo, enfoca su propuesta en la educación

Por: Rafael Montalvo, candidato a diputado a la Asamblea Legislativa por el partido Nuevas Ideas

Yo, como Rafael Montalvo, estoy convencido que en educación hay mucho que cambiar. Educación es todo lo que hacemos en la vida porque  la educación no solo se refiere a la escuela, en realidad la primera escuela es la familia, la comunidad, el territorio en donde nacemos, crecemos, convivimos y nos desarrollamos. No debemos permitir que se convierta en una actividad mecanicanizada de la vida porque entonces perdemos nuestra propia razón cómo especie, perdemos nuestra naturaleza humana y social.

Mi visón sobre la educación va más allá de la escuela. La escuela debe fortalecerse pero necesitamos humanizarla. Necesitamos creer en nosotros mismos, creer en nuestros docentes, estudiantes y autoridades escolares locales. Necesitamos construir una educación que genere oportunidades, desarrollo para grupo familiar, para el servicio en cada comunidad. Esto podemos lograrlo uniendo familia, escuela y comunidad en cada territorio de acuerdo a sus propias realidades y necesidades, eso se hace con la puesta en marcha de un currículo flexible, responsable y que responda a los distintos proyectos de vida de las familias, la comunidad y la misma escuela. Tenemos la capacidad docente para lograrlo. Cada docente y autoridad escolar local, en cada escuela tiene la experiencia y el conocimiento de años de trabajo.

Aquí y ahora, el nuevo siglo nos demanda avanzar con modelos educativos pertinentes a esas realidades de vida, de sueños  y esperanzas de niños, jóvenes y adultos. Debemos lograr que la educación se convierta en el proyecto de vida de cada ciudadano porque de esa manera se sentirá parte de esta nación que construimos.

Las nuevas generaciones no se definen por su edad, sino por el tipo de sociedad en la que viven y construyen, así que debemos trabajar por construir una nueva sociedad generacional de progreso y desarrollo para cada habitante. El progreso tecnológico es una herramienta fundamental y seguramente infinidad de mentes brillantes optarán por la tecnología como proyecto de vida, pero también habrá otras mentes brillantes que se orientarán hacia las ciencias sociales o naturales, el arte, la cultura, economia, política, a todos debemos responder desde la educación escolarizada y no escolarizada, debemos conjuntar un proyecto de nacion propio.

Esa es la virtud del currículo flexible que propongo y al que incorporo el progreso tecnológico tanto informático cómo telemático, porque un currículo no solo se construye de Contenidos, sino fundamentalmente de visiones, valores, formas de producir el mundo, territorio, historia y sobre todo, de identidades de la población para la que es diseñado.

Mi propuesta educativa es, en primera instancia humana. Enseñemos y aprendamos de acuerdo a nuestras edades, a nuestras realidades.

Construyamos una educación para niños dejando que develen toda su energía, creatividad, pasión por lo que hacen. Permitamos que desarrollen un lenguaje que les conduzca a asimilar una cultura con valores, con compromiso y con satisfacción de sus necesidades. Convirtamos el lenguaje en verdadera comunicación, en verdadera expresión de lo mejor de todos nosotros. Pero no solo con los niños, debemos trabajar con toda la familia para que todos adquieran un mismo estilo de vida.