13 de junio de 2024
Nacionales

CNTS : FMI presiona a presidente Bukele aumentar IVA y eliminar beneficios

La Central Nacional de Trabajadores, CNTS, recomienda al gobierno del presiente Nayib Bukele, se declare en moratoria del pago de la deuda por diez años; decretar el impuesto al patrimonio para los sectores empresariales y funcionarios públicos; eliminación de la devolución de la Renta e IVA a al sector de exportadores y empresariales que financian las campañas electorales;  y eliminar el régimen especial de zonas francas que permite la explotación de trabajadoras.

En el marco de la conmemoración del 199 aniversario de la Independencia de El Salvador, la Central Nacional de Trabajadores Salvadoreños, CNTS, mediante un comunicado de prensa, manifestaron que en esta fecha, la clase trabajadora aclara que nada que celebrar, debido a que cada 15 de septiembre se evoca la consolidación del despojo centenario, el bandidaje legalizado y la humillación genocida de pueblos ancestrales originarios.

Manifiestan que las organizaciones sindicales y populares aprovechan, este 15 de septiembre, para denunciar a las patronales nacionales, extranjeras ysus respectivos  gobiernos por atentar contra de intereses, derechos, garantías y libertades de la clase trabajadora centroamericana.

En el comunicado expresan que su descontento porque el Estado de El Salvador no goza de independencia, ni soberanía, debido a la injerencia en asuntos estatales, por parte de organismos financieros internacionales, el gobierno de Estados Unidos  y otras potencias, según ellos, intervencionistas que se disputan el control de Centroamérica.

En las fiestas independentistas, la Central Nacional de Trabajadores, CNTS, se pronuncia contra la Ley de Servicio Público; la privatización de las pensiones; y demandan la supresión de las Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP; demandan que se garanticen  pensiones dignas; y la creación de un instituto previsional administrado por sectores laborales organizados.

Señalan de cómplices, a todos los Partidos, por oponerse a incorporar en la Constitución de la República, el acceso al agua y la alimentación  para todas las personas, como derechos humanos fundamentales-

En relación a las finanzas públicas del Estado salvadoreño, los miembros de la CNTS, mostraron su preocupación, debido a que éstas, atraviesan por una crisis fiscal. El nivel de endeudamiento público, alcanza el 91% del Producto Interno Bruto (PIB), enfatizaron.

Su preocupación radica, en que el nivel de endeudamiento, repercute en la población, especialmente en las de mayor pobreza, y excluidas en sus necesidades básicas; quienes tampoco tienen acceso al trabajo, o quienes lo tienen, reciben bajos salarios que no les permite una alimentación digna y una educación adecuada par sus hijos.

Los dirigentes de la CNTS, denunciaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) por presionar al gobierno del presidente Nayib Bukele, para aumentar los impuestos y eliminar beneficios para los trabajadores, como una de las medidas, para salir de la crisis financiera en la que se encuentra el gobierno.

Agregan que, entre las medidas que el FMI propone al gobierno del presidente Bukele, se encuentran, elevar la edad de jubilación de los trabajadores; aumentar las cotizaciones de pensiones; aumentar al 15% del IVA; reducir los impuestos a los empresarios; no el aumentar el salario mínimo; focalizar aún más los subsidios; reducir el gasto corriente del gobierno; eliminar los contratos colectivos de trabajo y los escalafones en el sector de empleados públicos; disminuir los salarios; eliminación bonos junto a otros beneficios y supresión de los puestos de trabajo.

De implementarse las medidas recomendadas por el organismo financieron internacional, afectan directamente a los trabajadores del sector privado y público, dijeron

“En cambio a la clase explotadora se le regalan millones de dólares para pagarles el 50% de la planilla laboral (como las tales MIPYMES, cuyas utilidades no excedan de $ 7 millones anuales) y se le otorgan millonarios beneficios a través de la banca estatal para revitalizar la economía, aunque hayan dejado a cientos de miles de personas trabajadoras en la calle”, dice el comunicado.

Los trabajadores, denunciaron al gobierno del presidente Bukele, por la concesión de la Lotería Nacional de Beneficencia, LNB,  a empresarios israelíes;  y por la puesta en marcha de los asocio público privados de la zona de carga del Aeropuerto Internacional de El Salvador-

Lamentan que sobre la implementación de los asocios públicos privados, las fracciones legislativas representadas en en  la Asamblea Legislativa guarden silencio.

Los dirigentes de la Central Nacional de Trabajadores, se pronunciaron también, contra de los ataques a la Libertad Sindical; al retroceso en el goce y ejercicio de los derechos conquistados por la Clase Trabajadora; y los recientes ataques con procesos judiciales y sancionatorios que atentan contra el derecho a la protesta social y la acción directa de la Clase Trabajadora, dijeron.

Exgencias de la CNTS

La Central Nacional de Trabajadores, CNTS, recomienda al gobierno del presiente Nayib Bukele, se declare en moratoria del pago de la deuda por diez años; decretar el impuesto al patrimonio para los sectores empresariales y funcionarios públicos; eliminación de la devolución de la Renta e IVA al sector de exportadores y empresariales que financian las campañas electorales;  y eliminar el régimen especial de zonas francas que permite la explotación de trabajadoras.

Piden también, se incremente el impuesto de la renta a un 40% al gran capital; establecer el control de precios y eliminar el IVA a los productos de la canasta básica y medicamentos; incrementar el IVA a un 20% en la transferencia de bienes y servicios suntuarios; reducir los salarios y gastos de representación; eliminar privilegios de pensiones cuantiosas a los funcionarios públicos de los tres órganos fundamentales del Estado.

Otra petición al mandatario salvadoreño, es el incremento el salario mínimo, conforme a los altos costos de la vida y conforme lo dispone la Constitución de la República; eliminar el impuesto sobre la renta a los salarios inferiores a $1,000; nacionalizar el sistema de pensiones, creando a la vez, el Instituto Autónomo de Previsión Social.; crear la Comisión de Investigación Internacional, a petición de la Fiscalía General de la República, para investigar a quienes se les considera responsables de la crisis y que han administrado servicios o fondos públicos.

Suspender gastos de representación, eliminando privilegios a todo el Funcionarios público como vales de combustible, pago de telefonía móvil y uso de vehículos del Estado, pagos de comida, bebidas alcohólicas, regalos a visitas o delegaciones internacionales m. Establecer que los salarios del sector público, no excedan los $ 2,500.00, eliminando pagos de consultorías y contratos de profesionales de planta de las dependencias públicas; que todas las prestaciones laborales sean únicamente concedidas a las personas que devenguen salarios iguales o menores a $ 2,500.00 mensuales.

Eliminar pago de dietas o sobresueldos a personas que laboran en el sector público, que representan a instituciones en las instituciones estatales, municipales y autónomas, por considerarse una forma de defraudar al Estado, debido a que ya reciben salarios que compensan esas labores de representación interinstitucional.

Suspender todos los viajes, becas y visitas a países extranjeros, cuando sea el Estado Salvadoreño el que sufrague los gastos vinculados a tales actividades; imponer pago de impuestos a las universidades privadas, iglesias y a todas las entidades privadas que actualmente gozan de exenciones fiscales; reducir en un 50% el personal militar y la compra de armamento bélico, que no sea necesario para combatir la criminalidad.

Frenar el endeudando público, evitando la creación de estructuras burocráticas, con las que se emplea a las bases militantes de los partidos políticos gobernantes: erradicar el atropello a la Libertad Sindical, el acoso laboral, el desprecio a los sectores laborales, cumpliendo estrictamente las normativas legales vigentes y los convenios de la OIT, ratificando los pendientes; terminar con las reformas al sector laboral, como los proyectos de: Ley Procesal Laboral, Ley de Organización del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Ley de la función pública, etc.

Ampliar la Seguridad Social a la totalidad de personas trabajadoras, tanto asalariadas como quienes se emplean por cuenta propia; cesar la injerencia en las organizaciones sindicales, tanto en Casa Presidencial, como en los ministerios, viceministerios y Corte Suprema de Justicia; y destituir a quienes actualmente integran el Tribunal de Servicio Civil, por los actos de corrupción y favorecimiento al Funcionario público, incorporando representantes auténticos de los gremios y organizaciones laborales en las entidades tripartitas.