23 de abril de 2024
Internacionales

Ejército de Israel abrirá una investigación contra sí mismo

El Ejército de Israel mató en las últimas horas a “decenas” de supuestos milicianos en Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, mientras numerosos civiles siguen perdiendo la vida en los ataques por aire, tierra y mar.

El Ejército israelí abrirá esta semana una investigación interna sobre su actuación y posibles errores en el ataque de Hamás del pasado 7 de octubre, que cogió totalmente por sorpresa y desprevenidas a las fuerzas de seguridad de Israel.

Las pesquisas estarán bajo la supervisión de altos comandantes de cada unidad, brigada y sector de las fuerzas armadas y pretenden ser una evaluación general a nivel interno, tras una decisión para que se revise su papel en los primeros días de ofensiva de Hamás que causó unos 1.200 muertos, el peor ataque en la historia de Israel.

Los investigadores analizarán la respuesta de las tropas el día del ataque de las milicias palestinas y los posteriores, cuando se criticó a los soldados por su lento despliegue sobre terreno ante la incursión de miles de milicianos de Gaza. Estos tomaron control de más de una decena de comunidades y se llegaron a desplegar por en torno al 3% de territorio israelí, en medio de duras masacres.

Ante ello, se evaluará la preparación de las tropas para combatir, su llegada a las zonas donde había milicianos de Hamás -donde hubo enfrentamientos armados que duraron horas-, su despliegue en terreno y los procedimientos operativos usados, según señala prensa israelí.

La decisión de abrir una investigación procede del jefe de Estado Mayor del Ejército, Herzi Halevi. Meses atrás, él mismo, igual que el jefe de la Inteligencia Militar o del Servicio de Inteligencia Interno de Israel (Shin Bet), admitieron su culpabilidad por no anticipar la ofensiva sorpresa de Hamás.