14 de junio de 2024
Nacionales

Equipo operativo se prepara para la final en el Cuscatlán

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele sigue trabajando por la seguridad de la población, y para quienes asisten a eventos públicos de masiva concentración se anticipa con medidas preventivas. Este sábado, desplegó un importante dispositivo de seguridad y de atención prehospitalaria para el encuentro deportivo de la final de la Liga Mayor de Fútbol, entre el Club Deportivo Municipal Limeño y el Alianza Fútbol Club, que se realizará en el Estadio Cuscatlán, en San Salvador.

El dispositivo está coordinado de una forma meticulosa por la Dirección General de Protección Civil, el Cuerpo de Bomberos de El Salvador y demás instituciones que conforman el Sistema Nacional de Protección Civil. Más de 1,000 personas conforman la ejecución de esta acción.

«Lo que hemos estado constatando es que no haya absolutamente nada que interfiera en una salida rápida de las personas que entren al estadio en caso de que se requiera. Número dos, que los equipos tengan una distribución en tal forma que pueda ser atendida cualquiera de las zonas donde estará la afición. Y tres, verificar que se tenga todo lo necesario para controlar algún conato de incendio que se pueda presentar”, dijo el director de Protección Civil, Luis Alonso Amaya, quien verificó las instalaciones del estadio, para garantizar que todos los protocolos de seguridad funcionen correctamente.

Agregó que estarán enfocados en la atención de golpes de calor, deshidratación, evacuar tempranamente a un centro asistencial, y si en el partido hay un incidente que involucre lesiones en las personas se proveerá atención prehospitalaria. Al plan se suma el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) con ambulancias en diferentes puntos.

Por su parte el director del Cuerpo de Bomberos, Baltazar Solano, destacó: “Hemos identificado los lugares donde están las cocinas, el gas propano que no tenga ningún riesgo. Además, vamos a tener personal desde este momento hasta que finalice el partido. Tendremos un camión de extinción de incendios, así como alrededor de 20 bomberos para identificar riesgos, para garantizar la seguridad”.