24 de julio de 2024
Nacionales

Extesorero CAPRES confirma que gastos reservados eran manejados a discreción

Jorge Alberto Herrera Castellanos, ex tesorero de la Presidencia, entre 1994 y 2014, declaró a los diputados de Comisión Especial que investiga el pago de sobresueldos que el Ministerio de Hacienda le giró a Calderón Sol, cheques a su nombre hasta por ₡132 millones; y que a Elías Antonio Saca y a Mauricio Funes, se les emitieron más de 300 millones.

Herrera Castellanos, trabajó como tesorero de Casa Presidencial desde el gobierno de Armando Calderón Sol, pasando por Francisco Flores, Elías Antonio Saca, todos del partido Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, hasta el de Mauricio  Funes, del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, que finalizó su período presidencial en 2014.

El exempleado público, quien cumplió una condena por el delito de peculado por el caso “Destape a la Corrupción”, explicó a los diputados que en las gestiones de los expresidentes de ARENA Calderón Sol y Francisco Flores el Ministerio de Hacienda emitió cheques a nombre de ellos para la partida de gastos reservados. 

A partir de 2004, en la administración de Elías Antonio Saca, los cheques empezaron a ser elaborados bajo el concepto de gastos operativos de la Presidencia de la República.

Herrera manifestó que con la creación de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Estado se estableció que la partida de gastos reservados debía ser manejada a discreción del mandatario y la Corte de Cuenta de la República nunca auditó los fondos. 

Esto permitió que entre 1994 y 1999, Calderón Sol recibiera cheques a nombre de él por diferentes cantidades de dinero, que oscilaban entre los ₡37 millones y ₡132 millones.

Sostuvo que Hacienda también extendió más de 300 cheques a nombre de Saca e igual número para Mauricio Funes, de acuerdo a las “necesidades” de los exgobernantes. A este último se le destinaron por esa vía $351 millones.

Agregó que los cheques no tenían la característica de «no negociable», por lo que podía cobrarlo cualquier persona. Así que él, junto con el exjefe de la Unidad Financiera de la Presidencia, Francisco Rodríguez Arteaga, eran los encargados de firmarlos el mismo día que lo recibían para cambiarlos y poder hacer efectiva la entrega de los recursos a los exgobernantes.