21 de julio de 2024
Nacionales

Huracán Iota podría convertirse en un fenómeno extremadamente peligroso

Según informaciones de los expertos, el fenómeno podría ser extremadamente peligroso» y amenaza a la región centroamericana que hace dos semanas fue impactada por el huracán Eta con vientos, lluvias e inundaciones y con resultados de miles de familias afectadas.

Honduras | Schäden durch Sturm Iota (Orlando Sierra/AFP/Getty Images)

.El huracán Eta no ocasionó daños directos a la República de El Salvador, pero Iota, sí podría generar graves problemas para las familias salvadoreñas, según se observa en el mapa de su trayectoria.

Ante esas probabilidades, el presidente Nayib Bukele, llamó a su gabinete de gobierno a doblar los esfuerzos para enfrentar los impactos que podría ocasionar el fenómeno.

El huracán Iota alcanzó este domingo 15 de noviembre la categoría 2, tras continuar fortaleciéndose en su paso por el Mar Caribe con rumbo a las costas del noreste de Nicaragua y el sureste de Honduras, donde se espera impacte por la tarde o noche de este lunes, informó el Centro Nacional de Huracanes (NCH, por sus siglas en inglés), con sede en Miami.

En su más reciente reporte, el NHC indicó que se espera que Iota continúe fortaleciéndose hasta convertirse en un huracán mayor, con vientos «potencialmente catastróficos, marejadas y lluvias intensas», todo lo cual lo convierte en un ciclón «extremadamente peligroso».

ota pasó de tormenta tropical a huracán de categoría 1, la madrugada de este domingo 15 de noviembre, convirtiéndose así en el decimotercer ciclón de la temporada de huracanes en el Atlántico.

En Nicaragua, el estatal Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) informó que al menos 1.500 personas han sido evacuadas de las zonas de riesgo, especialmente de los municipios de Wasmpan y los Cayos Misquitos, frente al litoral norcaribeño nicaragüense.

El sistema se encuentra a unos 175 kilómetros al este de la isla de Providencia, en el Caribe colombiano, y a 410 kilómetros al estesureste de Cabo Gracias a Dios, frontera de Nicaragua y Honduras,  con vientos máximos sostenidos de 155 kilómetros por hora (unas 100 millas por hora), con un movimiento actual de 15 kilómetros por hora.