Nacionales

Organizaciones ambientalistas insisten en que el gobierno copió sus propuestas Ley de Recursos Hídricos

Representantes de diferentes organizaciones ambientalistas, aglutinadas en la Alianza Nacional Nacional contra la Privatización del Agua, dijeron este miércoles, que siguen de cerca el trabajo que desarrolla la Comisión Ad Hoc de la Asamblea legislativa, en torno a las discusiones de la ley General de Recursos Hídricos de El Salvador.

La alianza está conformada por organizaciones, de mujeres, iglesias y representantes del mundo académico, según lo dieron a conocer.

Dentro del monitoreo que dicen estar desarrollando, encuentran que la  propuesta presentada por Casa Presidencial, el pasado mes de junio, es una versión mutilada de las propuesta elaboradas por diferentes sectores sociales, presentada en el mes de febrero de 2020 y renovada epor el gobierno el 14 de junio de 2021.

Manifiestan, que en la propuesta de Casa Presidencial, eliminaron la participación ciudadana, cambiaron la configuración del ente rector y quitaron la dirección ejecutiva, entre otros cambios.

Resienten, que no se haya realizado, en los primeros 25 articulos, una discusión profunda de aspectos claves de la ley, como lo es, la concepción economicista del nuevo proyecto y su finalidad, usando el nombre de ley de Recursos Hídricos y cambian el concepto de dominio público hídrico, por el de dominio público hidráulico.

Manifiestan, que en la propuesta de Casa Presidencial, eliminaron la participación ciudadana, cambiaron la configuración del ente rector y quitaron la dirección ejecutiva, entre otros cambios.

El criterio y recomendaciones en aspectos que definen el carácter de la Ley sobre qué, debe interpretarse por derecho humano al agua, qué es el Saneamiento, y qué debe entenderse por participación corresponsable, en este último, sí les parece a los diputados y diputadas de la comisión que la población asuma responsabilidad pero no le crean mecanismos de participación en el ente rector ni en los organismos territoriales.

Sugieren que la  discusión debe cambiarse, no es discusión llevar acordado qué es lo que cada diputado debe leer y que los demás digan estar de acuerdo y levanten la mano.

Dicen tener claro que el contenido del proyecto de ley que manden al pleno será el que el partido oficial decida y que el tema de una ley de agua es una vez más instrumentalizado para sacar algún beneficio partidario.

Agregan que han confiado en los parlamentarios, han asistido a generar propuesta técnica a su proyecto de ley, y a aportar desde el punto de vista de los expertos.

Creen  que en el tema generacional, se debe abandonar el discurso sin contenido ydarle paso a las acciones que garanticen a los salvadoreños una ley de Agua y Saneamiento digna y justa que incluya al menos los cinco puntos infaltables que han defendido de legislatura en legislatura.

A las  organizaciones no gubernamentales, que forman parte de la Alianza, les preocua que los diputados del partido en el gobierno, que ofrecieron en su campaña electoral una forma diferente de hacer política, arrastren vicios de los partidos tradicionales.

Reiteraron que el proceso de discusión de propuestas de ley desde las organizaciones, las han apoyado desde hace cinco legislaturas pero no lograron una ley justa-

Enfatizan que no permitirán que después de quince años de lucha por una ley general de aguas y saneamiento, la legislatura actual, la convierta de oportunidad de generar la mejor ley del agua que El Salvador soñó, en un instrumento legal de la expoliación, el robo de nuestros los bienes hídricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *