18 de mayo de 2024
Nacionales

Pese oposición de alcaldes, presidente Bukele ordena duplicar presencia en puntos ciegos

Para controlar el accionar del narcotráfico y el contrabando de mercaderías, el Presidente Nayib Bukele, ordenó al Ministerio de la Defensa Nacional, reforzar la seguridad en los pasos ciegos fronterizos, localizados al norte el departamento de Chalatenango, informaron fuentes de casa presidencial.

La decisión del mandatario salvadoreño, ocurre, luego que los alcaldes de esos cuatro municipios, San Fernando, Arcatao, Nueva Trinidad, y San Ignacio gobernados por partido FMLN, llegaron a la Asamblea Legislativa a mostrar su desacuerdo por la presencia militar en los denominados pasos ciegos.

Alcaldes de Arcato, San Ignacio, San Fernando y Nueva Trinidad, en Asalmblea Legislativa

En los referidos municipios no existen un controles por parte de la autoridad migratoria.

De acuerdo con las informaciones, los puntos ciegos, utilizados para el tránsito de personas de manera ilegal y para el transporte de mercadería producto del contrabando.

Luego de la orden del mandatario salvadoreño, cientos de elementos de la Fuerza Armada salvadoreña, se encuentra ejecutando la orden en la línea fronteriza correspondiente  a los municipios de San Fernando, Arcatao, Nueva Trinidad, y San Ignacio, todos del departamento de Chalatenango.

“Ministro (René) Merino Monroy duplique la presencia militar en los puntos ciegos de San Fernando, Arcatao, Nueva Trinidad y San Ignacio. Es evidente que intentan pasar droga y/o contrabando y que además cuentan con el apoyo de las autoridades locales”, dispuso el mandatario.

El ministro de la Defensa René Francis Merino Monroy, confirmó que con el Comando Sumpul se duplicará la presencia militar en los puntos ciego, en cumplimiento a la orden del el Presidente Nayib Bukele.

La decisión presidencial se da luego que los alcaldes de esos cuatro municipios, del partido FMLN, llegaron a la Asamblea Legislativa a mostrar su desacuerdo por la presencia militar en los denominados pasos ciegos  porque no existe un control de una autoridad migratoria.

A pesar que la vigilancia permanente brinda seguridad y tranquilidad a los habitantes de los municipios situados en la frontera con Honduras, los alcaldes están en contra de esos patrullajes.

Los pasos fronterizos son utilizados por los narcotraficantes y contrabandistas para cometer ilícitos.

Para el mandatario, el descontento por la presencia militar se debe a otras causas. “Ahí no hay ningún puesto fronterizo. ¡Son los puntos ciegos! Aquí pueden ver quiénes trabajan para los narcotraficantes y contrabandistas”, señaló.

Durante la emergencia por la pandemia de COVID-19, los soldados de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) y la Policía Nacional Civil (PNC) cuidaron esos sitios para evitar el ingreso irregular de personas que podrían ser portadoras de coronavirus. Los patrullajes continúan en la zona para evita ilegalidades.