18 de mayo de 2024
Nacionales

Presidente Bukele no reconoce a Javier Simán como representante de la empresa privada salvadoreña

Esta sema la Asociación Nacional de la Empresa Privada, ANEP; la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador; CAMARASAL, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, FUSADES; la Escuela Superior de Economía y Negocios, ESEN; y la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, decidieron renunciar a la Comisión Especial creada para administrar los 2 mil millones de dólares aprobados por la Asamblea Legislativa, recientemente para el combate del COVID19 en El Salvador.

La renuncia del sector privado en la eferida comisión, ocurre a pocos días que, Javier Simán, haya asumido la presidencia de la Asociación Nacional de la Empresa Privada, ANEP.

Sobre este nuevo liderazgo, el presidente Nayib Bukele, fue enfático en sus redes sociales, al afirmar que la representación de ANEP tiene como finalidad boicotear el trabajo de su gobierno.

La participación del sector privado en la comisión especial para administrar los dos mil millones, no fue planteada por el presidente de Bukele, sino que fue, una iniciativa de los diputados de la Asamblea Legislativa, como requisito para aprobar el Decreto.

La justificación de la renuncia por parte de los representantes de las cinco entidades privadas,  fue que en dos meses de trabajo, el gobierno del presidente Nayib Bukele, no hicieron correcciones a la distribución de los $2 mil millones de dólares, en deuda, que la Asamblea avaló al Ejecutivo para hacerle frente a la crisis del coronavirus

En respuesta, el mandatario salvadoreño, ha aclarado en sus redes sociales, que los 2 mil millones no existen, sino que están en proceso de búsqueda de esos préstamos.

Luego de hacerse pública la renuncia del sector privado, el mandatario salvadoreño dijo que los representantes del sector privado en la comisión, exigen transparencia, pero se les pide que lo hagan, se molestan, en alusión, que debían declarar su patrimonio ante la oficina de providad.

“Les encanta pedir transparencia, pero no se les vaya a pedir a ellos porque es casi una blasfemia. Les encanta decir cómo se deberían hacer las cosas, pero cuando se les invita a participar con voz y voto, preguntan si serán fiscalizados.

Por su parte, el Asesor Jurídico de la Presidencia, Javier Argueta, dijo que los integrantes del sector privado, aunque ya hayan renunciado, deberán informar de sus bienes a probidad, según ionformó casa presidencial.

“Los integrantes del sector privado en el Comité insistieron, en varias ocasiones, en hacer una reforma de ley  para que se les quitara la obligación de tener que entregar declaración patrimonial ante Probidad”, dijo en sus rees sociales la casa de gobierno.

Los personeros que renunciaron, han dicho constantemente que el gobierno del presidente Bukele, no está siendo transparente en su administración y a eso se debe su decisión de no participar más en la administración de los 2 mil millones de dólares.

Esa posición, fue objetada por el mandatario salvadoreño, quien sostiene que la intención, particularmente, la representación de la Asociación Nacional de la Empresa Privada, ANEP, es la boicotear a su gobierno.

Debido ello, dijo Bukele, su gobierno desconoce al presidente de la ANEP, Javier Simán, como representante de la empresa privada de El Salvador.

“Es evidente que el nuevo liderazgo de  @ANEPElSalvador  solo busca sabotear el trabajo del Gobierno. Lo peor, en medio de una pandemia. Así como con Lopez Davidson de ARENA. Desde hoy, el Gobierno de la República desconoce a Javier Simán como representante de la empresa privada” enfatizpó el mandatrio salvadoreño en sus redes sociales.