Nacionales

Sesenta viviendas construirá gobierno presidente Bukele a familias de Comunidad Nuevo Israel, afectadas por tormenta Amanda

En una especie de seguimiento a los ofrecimientos del Presidente Nayib Bukele, la Ministra de Vivienda, Michelle Sol, se reunió con los habitantes de la comunidad Nueva Israel, en San Salvador, una de las zonas más afectadas por la tormenta tropical Amanda.

La tormenta Tropical Amanda azotó al territorio salvadoreño en los últimos días del mes de mayo y principios de junio, dejando a su paso, decenas de personas fallecidas, lesionados, pérdidas en el sector agrícola y millonarias pérdidas materiales en inraestructuras.

En su momento el mandatario salvadoreño se comprometió con la comunidad en ayudarles a la consrucción de sus viviendas, lo cual fue rearfinado la funcionaria de vivienda, en su visita este miércoles a la comunidad, según las informaciones.

“Estamos dando una buena noticia a estas personas, de que ya tenemos el dinero y un terreno para construir las primeras 60 viviendas. Es una promesa que hizo el presidente Nayib Bukele al visitar la comunidad Nueva Israel y lo estamos cumpliendo”, manifestó la funcionaria, al tiempo que dijo que el lugar donde se van a construir las casas es completamente seguro.

Explicó, que algunos de los residentes no están de acuerdo con el lugar donde se van construir las viviendas, y que otros agradecen la gstión del Presidente Bukele, según dijo la Ministra de Vivienda..

“Se les informó que el proyecto es completo, que incluye espacios públicos de calidad para que los niños tengan sano esparcimiento, hay zona de parqueo y vivienda para cada una de las familias”, afirmó la titular de Vivienda.

Otro de los puntos que destacó Sol, es que han destinado una área para huertos caseros para que desarrollen proyectos de emprendimiento.

De acuerdo con las informaciones, el lugar en donde serán construidas las viviendas, contará con acceso al transporte público, tendrán servicios básicos de agua potable, energía eléctrica, cable e internet, entre otros.

“Lo más importante es que es una zona segura y no de alto riesgo. No los hemos sacado de donde han estado por muchos años, para llevarlos a otro lugar peor”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *