Nacionales

Vicepresidente Ulloa entrega Reformas Constitución al presidente Bukele

Sin la presencia de los medios de comunicación, el Vicepresidente de la República, Félix Ulloa, entregó el miércoles, el ante Proyecto de Reformas a la Constitución de la República, al presidente Nayib Bukele, acto realizado en casa presidencial, según se dio a conocer.

La entrega oficial ocurre un año después que El Equipo Ad Hoc, liderado por el vicemandatario, iniciara la coordinación del proceso de reformas constitucionales, tiempo durante el cual recibió miles de propuestas por parte de diferentes sectores sociales.

En la parte introductoria del documento que contiene las reformas, el vicepresidente Ulloa, una nota de remisión en la cual plasma de manera general el proceso realizado, las mesas de trabajo que se conformaron, y un párrafo específico en donde manifiesta al Presidente Bukele, que en la nueva Carta Magna debe quedar especificado el proceso de elección presidencial para que no quede a discreción de un Juez, los destino de El Salvador.

Dice, que el estudio consta de 216 modificaciones a los 274 artículos de la Constitución vigente, realizadas de la siguiente manera: 182 son reformas puntuales a artículos (de los cuales 147 corresponden a nuevos contenidos y 35 a mejora en la redacción), de igual forma 7 son nuevos artículos incorporados, 8 son sustituciones de otros artículos y 19 son derogatorias de artículos.

En relación al proceso de consulta, Ulloa le dice al presidente Bukele que el trabajo se desarrolló bajo los principios democráticos de participación inclusiva de todos los sectores de la vida nacional, sin exclusión de ninguna naturaleza y la más absoluta transparencia.

Señala que sólo quienes no quisieron participar, no lo hicieron, pues de manera constante y reiterada se invitó a toda la ciudadanía residente en el territorio nacional y en el exterior, para lo cual se habilitó la plataforma WWW.CONSULTA.SV a partir del día 15 de noviembre de 2020.

Detalla que al sitio web accedieron salvadoreños residentes en 25 países alrededor del mundo, quienes enviaron sus propuestas, ideas, iniciativas o simples recomendaciones para que fueran tomadas en cuenta por las mesas de trabajo.

Agrega que, las propuestas recibidas de forma virtual rondan la cantidad de 4 mil 125 y de igual forma, recibieron de forma física alrededor de 800 propuestas.

Como parte de su metodología de trabajo, el Equipo Ad Hoc creó cuatro mesas de estudio coordinadas por cada uno de sus miembros, divididas en la misma forma en que está estructurada la Constitución. En mesas se integraron profesionales de distintas disciplinas, así como intelectuales, líderes sociales, espirituales, políticos y de opinión, que expresaron su deseo de contribuir de manera voluntaria y ad honórem en la titánica tarea que, después de miles de horas de trabajo, ahora presenta sus frutos al pueblo salvadoreño, representado por su digna autoridad.

La mesa uno estuvo encargada del estudio y propuestas de reformas a la parte dogmática, es decir, los derechos fundamentales individuales y colectivos, en la que se trabajó desde el Preámbulo hasta el art. 70.

La mesa dos se encargó del estudio y propuestas de reformas al sistema político y al orden económico. Los miembros de la mesa tres, se encargaron del estudio y propuestas de reformas a la parte orgánica, es decir a sus tres órganos fundamentales y el resto de instituciones que conforman el Estado salvadoreño. Por su parte los profesionales de la mesa cuatro se encargó del estudio y propuestas de reformas a la parte procesal constitucional.

Manifiesta que al inicio del proceso de reformas, Ulloa y Bukele, conversaron iniciar la labor con la clara intención de dejar al país un legado que permitiera a las presentes y futuras generaciones, tener un marco jurídico fundamental acorde a los nuevos tiempos.

Acordaron, continúa el vicemandatario, que dicha tarea sería el resultado de un nuevo pacto social en nuestra nación, que además marcara el rumbo del país en una nueva etapa histórica, que no solo cerraba un triste capítulo de nuestra historia, iniciado durante la cruenta guerra que abatió a nuestro pueblo, y los acuerdos políticos de las fuerzas beligerantes que le pusieron fin; sino que, trataría de recuperar para la nación, las tres décadas de la llamada etapa de la post guerra, durante las cuales pudimos haber avanzado en la recuperación económica y social y fortalecer más aun la institucionalidad democrática.

Con relación al período del mandato presidencial y la reelección inmediata, la propuesta del Equipo Ad Hoc es que el mismo sea de seis años, con la posibilidad de una consulta ciudadana para la revocatoria de mandato a los tres años y sin reelección inmediata.

Con esta propuesta se armonizan los ciclos electorales cada tres años, permitiendo que los diputados y concejos municipales sean reelectos por dos períodos como consecutivos, pudiendo estar en sus cargos nueve años como máximo y los magistrados del Tribunal Constitucional y la Corte Suprema de Justicia electos por nueve años sin reelección.

En la nota de remisión hace del conocimiento al presidente Bukele,. que la Academia Salvadoreña de la Lengua, aceptó generosa y espontáneamente, realizar una revisión gramatical del documento, un hecho considerado inédito en la historia del constitucionalismo y el trabajo legislativo, que para algunos no era necesario.

Sin embargo, el Equipo Ad Hoc consecuente con su firme voluntad de establecer una redacción de las normas constitucionales, de manera clara, para que su texto no diera lugar a dudas o confusiones, que obligaran a interpretaciones, decidió dar este salto de calidad, que los hechos recientes lo vienen a justificar.

El Vicepresiente Ulloa, le dice al mandatario salvadoreño que, sabiendo que la línea jurisprudencial de una Sala de lo Constitucional puede ser cambiada por otra Sala, como de hecho ha ocurrido en este caso, el Equipo Ad Hoc propone dejar absolutamente claro en la Constitución, que para que una persona que ejerza el cargo de presidente de la república pueda reelegirse, deberá dejar transcurrir por lo menos un período presidencial. Proponiendo la siguiente redacción: “Art. 88 La alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y sistema político establecidos. La violación de esta norma obliga a la insurrección.

Para poder ser candidato a la reelección, quien ejerza la Presidencia deberá dejar transcurrir por lo menos un periodo de tiempo equivalente a su mandato presidencial”.

De esta manera se evita que sean Magistrados de la Sala de lo Constitucional quienes estén definiendo vía interpretación, si hay o no reelección continua o si hay que esperar DOS PERIODOS como arbitrariamente estableció la Sala de lo Constitucional electa para el período 2009 – 2018 y que la actual Sala lo cambia haciendo uso de las mismas facultades que la anterior.

Esto es parte de lo que el Vicepresidente Félix Ulloa, dice al Presidente de la República, Nayib Bukele, en la nota de remisión del documento que contiene las Reformas de la Constitución de la República, la cual fue entregada oficialmente el pasado miércoles 15 de septiembre, en el marco de la celebración de Independencia en su bicentenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *