19 de mayo de 2024
Internacionales

14 mayo, hace 76 años ONU divide Palestina. Crea Estado Israel

La Declaración de independencia de Israel tuvo lugar el 14 de mayo de 1948 en el Museo de Arte de Tel Aviv, coincidiendo con la finalización legal del Mandato Británico de Palestina, la añorada Tierra de Israel de los judíos.

Ese 14 de mayo, hace 76 años, David Ben-Gurión declara la independencia del nuevo estado de Israel. El país recibe una gran oposición internacional, pero también un gran apoyo de otros países. Pues es visto como un refugio seguro para las numerosas víctimas de la persecución nazi a los judíos en Europa.

La declaración se llevó a cabo tras haberse aprobado, en noviembre del año anterior en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Plan de partición de Palestina en dos Estados, uno árabe y otro judío, aceptado por la comunidad judía y rechazado por la comunidad árabe.

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas, reunida en Nueva York, aprobó la Resolución 181, la cual recomendaba un Plan de Partición con Unión Económica para resolver el conflicto entre judíos y árabes en la región de Palestina.

El plan de la ONU proponía dividir la parte occidental del Mandato en dos Estados, uno judío y otro árabe, con un área, que incluía Jerusalén y Belén, bajo control internacional.1​

La fecha programada por los británicos para la expiración de su mandato, el día 15 de mayo a las cero horas, coincidía con el sabbat, de modo que las autoridades judías decidieron adelantar la ceremonia oficial a las cuatro de la tarde del viernes 14, ocho horas antes que el alto comisario Alan Cunningham abandonara el puerto de Haifa junto con las últimas autoridades británicas.

Se afirmaba que el Estado se basaría en los principios de libertad, justicia y paz, abierto a la inmigración de todos los judíos del mundo (reclama la solidaridad de la Diáspora), y garantizando la igualdad de derechos y libertades para todos sus ciudadanos, sin distinción. Solicitaba también ser admitido en la ONU e invitaba a los vecinos árabes a convivir en paz y buena vecindad, con ayuda y cooperación mutua.

Con la excepción del mundo araboislámico, la declaración encontró una respuesta inmediata y universalmente favorable: así, esa misma noche, once minutos después de que expirase el Mandato Británico, Estados Unidos reconoció al Estado de Israel. La Unión Soviética lo hizo tres días después.

A lo largo de muchos años, los judíos europeos han emigrado a Palestina. Aunque no lo hicieron en forma pacífica, pues hubo enfrentamientos entre los judíos y los árabes que habitan en esas tierras y las tropas de Gran Bretaña, que gobernaron el país desde 1917.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el anhelo de muchos judíos es abandonar Europa y emigran a Palestina. Gran Bretaña no lo permite y envía a los inmigrantes judíos de regreso o los encierra en campos