Academia

Conmemorar asesinato del rector Félix Ulloa, revive compromiso de la UES con su pueblo

Recientemente se conmemoró el   40 aniversario del asesinato del ingeniero Félix Ulloa, Rector de la Universidad de El Salvador, UES, por cuya ocasión, y con la ausencia del actual Rector Roger Arias, las autoridades llevaron a cabo un evento alusivo a la histórica fecha.

Al evento asistieron dos de sus hijos. El Doctor Félix Ulloa, actual vicepresidente de la República, y el Doctor en medicina Mauricio Ulloa; de este último, retomamos parte de su discurso desarrollado en el evento, dado que en ediciones anteriores de Cuscatlán Hoy, publicamos la visión que el vicepresidente Ulloa, tiene sobre la muerte de su Padre y algunas de las razones del por qué, después de 40 años, el caso aún sigue empapelado, claro, desde su punto de vista de abogado, como uno de las grandes pensadores de la jurisprudencia de El Salvador.

También agregamos, en esta edición, la entrevista que hicimos al Dr. Ulloa, quien narra, detalles que posiblemente la población no conoce, como es el hecho, que las autoridades de seguridad de aquel momento, no permitieron que los cuerpos de socorro le prestaran auxilio para llevarlo a un centro asistencial.

El rector Félix Ulloa, permaneció en el sitio, donde fue ametrallado por varias horas, sin atención médica, según dijo.

Luego en el hospital, manifiesta el Dr. Mauricio Ulloa, los miembros de la Guardia Nacional, que resguardaban la unidad de cuidados intensivos, le tomaban el pulso a cada momento, e incluso los guardias, agredieron a periodistas que intentaban conocer sobre el hecho criminal.

El Rector Ulloa, fue asesinado el 28 de octubre de 1980, a pocos metros de la entrada principal del Alma Mater.

Discurso del Doctor Mauricio Ulloa, durante la conmemoración del 40 aniversario del acribillamiento del Rector de la Universidad de El Salvador, UES, realizado en las instalaciones universitarias el 28 de octubre de 2020.

 “Me tocó hablar sobre una pequeña semblanza, de la cual hemos hablado muchas cosas, que es una síntesis biográfica de mi Padre, pero más que hacer una semblanza

Siempre me preguntan, cuando nos entrevistan, ¿mirá cual es el aporte de tu Papá histórico para esta universidad para no solo morirse por ella, que es hecho más grande que uno pue hacer?

Yo creo que la mejor respuesta la encontramos en las frases que él dijo, que no más que una síntesis, y quiero que la frase más conocida la tengamos completa, él la dijo por primera vez, cuando inauguró en el quinto piso de la Corte de Cuentas, las oficinas centrales en el exilio de la UES. Y decía él: “L Universidad de El Salvador, se niega morir y nosotros estamos aquí para defenderla”.

Y que quiere decir eso, al final? Que esta universidad muere, si nuestros alumnos son incompetentes; si cuando se gradúen nadie los quiere contratar; si son cipotes copiones, si sólo lo que tenemos son un montón de youtuver, twiteros, tictokteros y todo eso que abundan hoy.

Si esta universidad permite esta clase de estudiantes, la estamos dejando morir y con ese legado de m Padre.

Si en esta universidad tenemos docentes que vienen a contar chistes, que se actualizan, que no se entregan a la enseñanza a los alumnos como debe ser, esta universidad se está muriendo.

Si tenemos empleados que ven chorros botando agua, y no los arreglan; pupitres rotos, en fin, que no funcionan, esta universidad se está muriendo.

Si tenemos autoridades que no conducen a esta universidad a una posición crítica a la sociedad, en una posición de aporte a la sociedad, tanto en la ciencia, en la cultura, en la tecnología, ese es el papel de esta universidad, hacer propuestas para que este país entre todos lo construyamos de una mejor manera.

Si eso no se logra, esta universidad se está muriendo. Le estamos fallando al rector mártir.

¿Y entonces de que sirven los actos y un montón de cosas y salir en la foto?, si dejamos que cada día esta universidad se nos muera, si no hacemos carne y sangre esa consigna que dejó mi Padre?

Por eso decía “y nosotros estamos aquí porque viva por siempre” y eso debe ser una estrella, una guía para la comunidad universitaria.

Igual, la consigna que está en la placa, que se ha colocado reciente y que vamos a ir a verla, que dice:

 “Dichosos los pueblos que recuerdan sus muertos, porque vivirán para siempre”, por eso, ningún asesinado de esta comunidad debe quedar en el olvido, ninguno; esa debe ser una tarea primordial para esta universidad, ninguno, ningún docente, ningún estudiante, ningún trabajador que fue secuestrado, torturado, asesinado, masacrado, debe quedar en el olvido.

Yo me recuerdo que en cada toma de esta universidad, en cada portón está escrita con sangre de esta universidad; en esta plaza, en el portón de derecho, de medicina, en todos los portones, que defendía que se defendía con la sangre de muchos jóvenes.

Inclusive hay enterrados aquí en el bosque; muchos compañeros que en los cercos, no se pudieron sacar y hubo que enterrarlos ahí.

Entonces, se nos muere la universidad, si no hacemos carne y sangra esa frase, verdad.

Y, hay una frase que muy poco se conoce que dice “La Universidad de El Salvador, estará con el pueblo, hoy y siempre”.

Si esta universidad no se pone al servicio de los descalzos, de los más humildes: Yo creo que él se sentiría orgullosísimo de ver que los hijos de los campesinos pobres, de los obreros,  lleguen a ser médicos, ingenieros, grandes científicos.

Creo que es el mejor recuerdo, el mejor legado, y la mejor honra que podemos hacer a su memoria. No permitamos que esta universidad se muera.

A cuarenta años, no hay justicia, seguimos en la lucha por esa justicia, no venganza como muchos la mal interpretan, nosotros jamás hemos pedido esa situación; y el que lo reivindiquemos a él y busquemos la justicia por él, porque es una persona insigne, es memoria de todos los caídos, no es sólo por él, y siempre lo hemos dicho, no estamos luchado sólo para que se le haga justicia a él, sino a todos los miembros de su comunidad universitaria que tanto quiso, que tanto amó y por la que entregó su vida.

¡Compañero Félix, hasta la victoria siempre! “ concluyó el Doctor Mauricio Ulloa.

Entrevista con el Doctor Mauricio Ulloa.

Por tratarse de un hecho que forma parte de la historia de El Salvador, y particularmente de la historia de la UES, quisimos destacar este hecho en dos entregas, una con el vicepresidente Ulloa, desde su punto de vista del derecho y la segunda con el doctor Mauricio Ulloa, desde su punto de vista de hijo.

Se trata de un hecho que forma parte de la historia y que por lo tanto, las declaraciones sus hijos, podría servir de documentación para el estudio y análisis de los estudiantes de la Universidad de El Salvador y para la documentación de los hechos del país.

A continuación, desarrollamos la entrevista que Cuscatlán Hoy, realizó al Doctor Mauricio Ulloa, sobre el ametrallamiento de su Padre, el ingeniero Félix Ulloa, hecho criminal ejecutado por escuadrones de la muerte, según lo registra la historia.

P/ Puede describirnos cómo era el ambiente político social cuando asesinan al rector mártir?

R/ Bueno mi Padre fue acribillado el día 28 de octubre dfe 1980, en el marco de una universidad en el exilio, ya que había sido intervenida miltarmente, y la posición de mi Padre fue la “universidad se niega morir” y por ende hubo que alquilar locales en diferentes colegios, el quinto piso de la Corte de la Cuentas se instaló las autoridades centrales de la UES para que ella siguiera funcionando,  y no se detuvieran las clases, ni las graduaciones, ni la actividad actividad administrativa y educativa que corresponde la institución.

Mi Padre había sido electo presidente del servicio universitario mundial, que es un galardón que por primera vez se le otorgaba a un rector de nuestra universidad, y había sido electo vicepresidente de la asociación internacional de universidades, y entonces él se disponía a inaugurar la serie de sesiones en Ginebra, Suiza.

Precisamente ese día del ametrallamiento, él fue al banco a cambiar unos dólares porque al día siguiente tendría que salir hacia Europoa a presidir el período de sesiones.

Fue mas o menos a las 9:00 de la mañana cuando salieron de la casa hacia el autobanco salvadoreño ubicado sobre la 25 avenida norte y 29 calle poniente, cuando sucedieron los hechos y fue ametrallado el vehículo, muriendo en el instante el motorista don Francisco, y  mi Padre que mortalmente herido.

Inmediatamente después que se dieron, el  el ametrallamiento, se puso un cerco militar, que evitó que los cuerpos de socorro pudieran auxiliarlo, y ahí se estuvo perdiendo tiempo, hasta que fue llevado a la policlínica salvadoreña.

Él fue despojado de su ataché personal, de sus documentos, etc, por un oficial que montó el operativo, que no nos lo dieron nunca.

Mi Padre fue llevado a la policlínica, en donde también también hubo otro atraso, por que no había quien dijera yo respondo económicamente por este herido. Esto fue un atraso total.

Fue hasta el medio día, que fue intervenido quirúrgicamente y quedó en muy mal estado, ya que los impactos de bala eran en lugares vitales como en la cara y eso e dificultaba mucho la respiración.

De ribete, estando nosotros en el hospital, llega un convoy de la Guardia Nacional, se toma el piso donde estaba cuidados intensivos, que él estaba ahí;  inclusive un sargento entra a la unidad de cuidados extensivos, le toma la mano, le toma el pulso, como parte de una guerra psicológica.

Hay una agresión a los periodistas, por parte de los guardias, recuerdo yo, tengo muy claro de un periodista de Radio Sonora que lo empujaron, le quitaron la grabadora manual y la pisotearon y se la destrozaron, él (el periodista), nos había entrevistado a nosotros.

Ellos, se quedaron todo el día y toda la noche, ese destacamento de guardas, hasta que él falleció, y ya cuando a las 2:00 de la madrugada se dio la noticia que había fallecido, fue cuando el convoy se retiró del hospital policlínica salvadoreña, que estaba donde hoy es el hospital profamilia, ahí falleció.

Luego nos avisan a nosotros para hacer los preparativos para honrar su sepelio, sus exequias; hubo una movilización popular acompañándonos, al féretro le hicieron valla de honor toda la dirigencia del FDR, Frente Democrático Revolucionario, estuvimos toda la familia completa y por supuesto la comunidad universitaria y muchos sindicatos.

P/ Hubo negligencia en la atención médica al ingeniero Ulloa, luego que fuera acribillado?

R/ Yo diría que el término de negligencia, no; fue algo planificado. Los militares no dejaron entrar rápidamente a los socorristas, ya era una cuestión planificada. Luego donde si hubo…no sabemos inclusive quienes estaban tomando decisiones, pero el hospital, si no se hacía un depósito, no se podía intervenir, entonces ahí si se podría decir negligencia, pero el otro me parece que era al pensado.

P/ Cómo era el ambiente político y social de esa época?

R/ Esos tiempos eran terribles durante la dictadura militar. Cualquier pensamiento contrario a la dictadura militar, era perseguido y era ejecutada la persona.

Acuérdese que habían 60, 70 hasta 80 muertos diarios que aparecían en diferentes lugares como en el Playón.

Entonces, mi Padre estando al frente de una institución crítica a la dictadura militar, por supuesto que estaba en la mira, verdad; y acuérdese que la universidad también, per se, todo pensamiento crítico, todo pensamiento de avanzada y la misma inteligencia, se vuelve subversiva para la gene atrasada.

Entonces la universidad tomó ese rol y acompañó las justas luchas del pueblo y de esa manera, él se convirtió en un objetivo militar.

P/ Hizo cambios a la Universidad de El Salvador, y eso pudo haberle ocasionado su muerte?

R/ Él no hizo cambios a la Universidad de El Salvador, él condujo a la Universidad de El Salvador a tener una posición crítica, una posición progresista, una posición democrática al lado de las grandes mayorías populares y ponerla al servicio de las grandes mayorías populares, fue una posición política que lo llevó a ponerlo en la mira de la ultra derecha salvadoreña.

P/ Cómo logra convertirse en rector de la Universidad de El Salvador?

R/ Mi Padre siempre tuvo la aspiración de estudiar, él nació como un intelectual nato porque yo siempre cuando me preguntan, que un gran logro de un ser humano es desarrollarse y sobre todo con grandes dificultades. Mi Padre fue cortador en las fincas de café del cerro el Limbo en Chinameca, logró terminar sexto grado a los 16 años, él era niño .que venía de una clase política humilde, pero con un gran potencial intelectual.

Luego estudió por correspondencia, logró sacar su plan básico, luego fue a Costa Rica, se graduó de bachiller, y luego pues se trasladó a San Salvador donde ingresa a la Universidad de El Salvador en la Facultad de Ingeniería, se destaca como estudiante, era un estudiante brillante, me cuentan sus compañeros.

En 1967 se va para el Instituto Tecnológico de Georgia por sus buenas notas, donde estudia su post grado y luego cuando regresa, funda, junto con la UNESCO la Escuela de Ingeniería Industrial.

Posteriormente lo nombran director de esa escuela, luego, siempre en la Facultad de Ingeniería, fue decano, electo por los estudiantes y los docentes y posteriormente pasa a las oficinas centrales como secretario de planificación y posteriormente pasa a ser rector de la universidad.

P/ Cuáles fueron los aportes del ingeniero Ulloa a la Universidad de El Salvador?

R/ La Universidad había estado identificada con las grandes mayorías, con sus intereses, etc., pero mi Padre la llevó un poco más al servicio del pueblo porque se crearon una mayor cantidad de becas para estudiantes de escasos recursos.

La universidad se amplió a la educción, me recuerdo que extensión era una de las cosas buenas que tenía la universidad, en donde José Roberto Cea, era el director de extensión cultural.

Teníamos gente que enseñaba pintura, como Valero Lecha; teníamos gente que enseñaba música, como Jhon Cubichete; estuvo Nicolás Arene, a mi me dieron clases cuando era niño; llegó Paco Palavicini, o sea, había una proyección social, cultural y científica de parte de la universidad  hacia las grandes mayorías para que toda la gente tuviera acceso a la ciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *